ninointeriorpastorgarciaterapeuta

Palabras que sanan sanando el niño interior parte 8

Hoy hablaremos sobre un temor o fobia que es muy común en muchísimas personas que nos consultan y es el miedo a hablar en público, que en algunas ocasiones la persona se paraliza y hasta entra en crisis con temblores, se les enfría los pies, se marean, el mundo les da vueltas y hasta les dan náuseas y terminan vomitando del pánico que les genera sentirse que están siendo observados por otras personas.

Las causas son diversas así como los tratamientos que se proponen para tratar dicha fobia, los cuales muchas veces son nulos o poco efectivos, pues se pretende curar o tratar dicha fobia exponiendo a la persona afectada a situaciones donde hay personas, público o aglomeraciones donde el individuo se va a sentir más amenazado que apoyado para salir adelante en su tratamiento y, por fin, liberarse de esa carga que significa para ellos hablar en público y sentirse expuestos o desnudos ante otros que le están observando.

Consecuencias y precio y castigo por no poderse desenvolver bien ante un público.

Las personas con esta terrible fobia, sufren mucho por no poder llevar una vida más sociable y abierta en sus comunicaciones, pues ese problema les impide alcanzar en muchas ocasiones el éxito personal, laboral y social, además de los líos o bloqueos emocionales con los que les toca enfrentarse en la parte sentimental, cuando quieren conocer una persona que les atrae física y sexualmente, pues se sienten impedidos para establecer nuevas relaciones sentimentales debido al temor de hablarles de sus deseos, pues creen que la van a embarrar, que no lo van a hacer bien o de repente se sienten observados por otros y esto les impide llevar sus vidas al siguiente nivel.

Hace algunos años tuve a un cliente de una importantísima empresa, que sufría de pánico escénico y miedo de hablar en público. Él era un ejecutivo muy influyente y brillante, hablaba muy bien el inglés y estaba opcionado como uno de los mejores candidatos a ser ascendido y encargado de una nueva línea y sucursal en otro país donde requería del idioma inglés en el desempeño de su papel.

Cuando el jefe o supervisor le notificó que él era uno de los mejores para ese puesto de repente se le nubló el mundo, empezó a temblar y a tener sensaciones de mareo y náuseas. Se fue a casa y esa noche no durmió pues el sólo hecho de pensar que le tocaba hablar con más de 200 empleados en ese nuevo país le quitaba La Paz interior y le generaba terror, al puto que argumento ante su superior inmediato que se le había olvidado hablar en inglés, luego que no podía dejar a su mamá porque estaba muy viejita, que le daban miedo los aviones, que no le gustaba ese país y, no bastando todas estas excusas, una vez fue elegido para dicho ascenso presento su carta de renuncia, argumentando que él no se quería ir del país, que sí les gustaba su trabajo que lo dejarán en donde estaba.

Su jefe aceptó con la condición que asistiera a terapia para tratar ese miedo. Él aceptó y después de recorrer por varios enfoques terapéuticos vino a mí, recomendado por una de las secretarías de la empresa, quien le dijo prueba con hipnosis y si no te funciona pues al final no pierdes nada. Ya para ese momento su jefe estaba rendido perdiendo las esperanzas pues en esos seis meses de tratamientos ninguno le había aportado mejoría alguna, al punto que él mismo pensaba que si la psiquiatría, la psicoterapia y los seminarios de motivación, no le estaban sirviendo, cómo lo iba a lograr la hipnosis. Su jefe le dijo que si creía que le iba a servir la hipnosis, que fuese pero que él no creía en ello pues le parecía charlatanería. En ese momento interviene su secretaria y les cuenta que su sobrino de 20 años era tartamudo desde niño y con una terapia se curó; lo cual le hacía preguntarse por qué Juan no se curaría, además no es hipnosis simplemente, estaban hablando de Terapia Regresiva Reconstructiva, y ya su sobrino y otras personas que conocía se habían mejorado y sanado con esta terapia.

Bueno acortándoles la historia, Juan en la terapia recordó que siendo un niño entre 5 y 6 años lo escondían en un cuarto oscuro cuando llegaban visitas a la casa y sus padres. Su madre le decía que los niños ante las visitas se tienen que quedar callados, por eso tenía que mantener la boca cerrada. El Niño tenía que quedarse quieto en ese lugar donde lo encerraban y le tocaba hacerse en la ropa sus necesidades fisiológicas, pues en alguna ocasión salió cuando se había hecho popis en la ropa y los visitantes se burlaron de él y lo señalaron diciéndole cochino, puerco, etc. Luego su madre para ajustarle la vergüenza lo castiga pegándole unas palmadas y lo maltrato delante de la visita.

Ahora bien, como se pueden dar cuenta el temor de hablar en público de Juan venía de situaciones de su niñez donde fue expuesto públicamente a la humillación, además de encerrarle en un cuarto donde se tenía que quedar para no molestar a las visitas de su madre. Le dicen constantemente cállate; los niños no hablan cuando hay visitas; cuando los adultos están hablando, cierra la boca y respeta que estamos atendiendo a la visita.

Luego de aquel primer día Juan salió más calmado y sin miedo a ser observado. Luego en un mes de Terapia Regresiva Reconstructiva, Juan salió completamente sano de su temor a hablar en público. Y fue el mismo quien pidió ser enviado a ese país donde se resistida ser enviado.

Hoy en día es un hombre muy famoso sale en entrevistas de noticieros, programas, revistas, periódicos y entrevistas sobre economía y finanzas, que es el área donde se desempeña. Otro detalle que se me olvidó contarles es que, gracias a ese caso, atendí también su jefe, el cual me remitió después a la planta de ejecutivos de su organización y con quienes trabajamos en ese tiempo el área terapéutica y, en la actualidad, en procesos de Coaching Ejecutivo y procesos de desarrollo personal.

¿Qué tal esa historia de vida?

Ahora bien si es tu caso, que sientes o crees que no puedes hablar en público… Imagínate que pudieras hacerlo: ¿cómo sería tu vida sin ese miedo a hablar en público? ¿Cuáles serían los beneficios que tendrías comunicándose asertivamente con otros seres humanos, con tus compañeros de trabajo, estudio, con tu familia amigos y nuevas conquistas?

¿Verdad que sería maravilloso?

Ahora bien, existen muchos métodos para alcanzarlo, seminarios de motivación, técnicas de comunicación, entrenamientos en línea donde te dan vídeos, textos, ejercicios, etc. Y posiblemente te pueden ayudar, más hay un problema que sucede con muchos de estos procesos y es que trabajan sólo en la superficie, de manera que te motivan y animan a hacer cosas que te generan la sensación de que todo está bien, al punto de llegar a eventos sociales y poderte comunicar con las personas, pero después de un tiempo las situaciones se vuelven a presentar y más cuando se da un detonante, una situación crítica o estresante que vuelve a activar la fobia.

Le puede interesar Terapia Familiar

En ese caso necesitarás de algo más poderoso que en lugar de trabajar en la superficie, llegue hasta las profundidades del ser donde se encuentra la raíz y poder solucionarlo de una vez y para siempre.

Yo también pasé por algo parecido (mis amigos y familiares que me conocen do toda la vida saben que es real), por eso yo sé cómo te puedes estar sintiendo si tú estás dentro de ese grupo poblacional que sufre de pánico escénico o miedo de hablar en público.

Ahora bien, nuevamente te digo: imagínate sin estos temores, ¿cómo sería tu vida? ¿Tendrías otro estilo de vida diferente? ¿Cómo te sentirías en ese escenario comunicándose asertivamente? ¿Qué diría la gente de ti? O ¿qué les dirías tú?

Ahora bien, si quieres eliminar esa situación de raíz toma acción y decide por tu felicidad y libertad ahora mismo, ponte en contacto con uno de los terapeutas aquí en http://terapiaregresivareconstructiva.co/ e inicia un proceso terapéutico donde descubrirás la raíz, de tus temores y los eliminarás de tu vida.

O si quieres hacerlo ya y puedes hacerlo, presiona Aqui e inicia tu proceso terapéutico con Terapia Regresiva Reconstructiva y lleva tu vida al siguiente nivel. Aquí tendrás un terapeuta de carne y hueso, no una página llena de textos y vídeos, aquí tendrás un especialista solo para ti, que en la privacidad de tu casa u oficina te escuchará, acompañará y hará sentir muy bien durante el proceso terapéutico. Así que toma acción y lleva tu vida al siguiente nivel.

Nos vemos dentro del proceso terapéutico bendiciones y hasta pronto.

 
Pastor Garcia TerapeutaPastor García Terapeuta
Regresivo Reconstructivo
“Siempre a una llamada o
clic de distancia”
Agenda una cita Ahora mismo.
Teléfono 419 56 54 Móvil 300 3265922
PastorGarciaTerapeuta@gmail.Com
Medellín Colombia
http://pastorgarcia.com

Sígueme en las Redes Sociales

PastorGarciapastorgarciaPastor GarciaPastorGarcia

Leave A Response

* Denotes Required Field